Enfermedades de Transmisión Sexual. Herpes Ano-Genital

La infección por herpes es causada por el virus del herpes simplex (VHS). Este virus del herpes (VHS), causa infecciones herpéticas genitales y afecta a casi 60 millones de personas en los Estados Unidos.

¿Qué síntomas provoca?

Los síntomas principales de una infección por herpes son ampollas dolorosas en el área genital.

Estas pueden provocar una sensación de picazón en las piernas, nalgas o región genital (vaginal, anal o pene). Las ampollas del herpes generalmente desaparecen en 2 ó 3 semanas, pero el virus permanece en el cuerpo de por vida y las lesiones pueden reaparecer con el tiempo. Es por ello, que se deben diagnosticar y tratar a tiempo.

¿Cómo se transmite?

La mayoría de las personas se infecta a través de relaciones sexuales vaginales, orales o anales, sin usar protección o preservativo, con una persona que libera el virus aún sin saber que lo padece, ya que el contagio pudo haber ocurrido años antes.
Mas del 75% de los pacientes afectados no presentan síntomas.

¿Cómo se trata?
Algunos casos recurrentes o severos de herpes genital pueden ser tratados con drogas antivirales (Aciclovir, Famciclovir) que requieren prescripción médica. Estos medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas pero no a eliminar el virus de su organismo. Las mujeres que adquieren el herpes genital durante el embarazo pueden transmitir el virus a sus bebés.

Recuerde que SIEMPRE deben ser descartadas enfermedades más severas mediante un examen proctológico completo.

 

¿Cómo se previene?

La manera más eficaz de prevenir el contagio del VHS o de evitar otras enfermedades de transmisión sexual es la utilización de preservativos en todo tipo de relaciones sexuales.

 

Enfermedades de Transmisión Sexual. HPV

Las verrugas genitales (también llamadas verrugas venéreas), o mas comúnmente condilomas acuminados, son causadas por el virus del papiloma humano o VPH, un virus muy relacionado al virus que causa las verrugas en la piel. Además, ciertas cepas de este VPH, pueden producir cáncer de cuello de útero, ano  y otros canceres genitales, por lo cual es muy importante su detección y tratamiento.

¿Por qué es tan importante el VPH anal y el cáncer de ano?
Porque la incidencia de cáncer anal en la población general es muy baja (0.9/100,000 habitantes).
Sin embargo, la incidencia en grupos de riesgo es 35/100,000, la cual es más alta que la del cáncer cérvico uterino.

¿Qué personas tienen mayor riesgo de tener cáncer anal?

Hombres homosexuales y mujeres con antecedente de contacto sexual anal.
Hombres y mujeres con antecedente de verrugas perianales genitales o mujeres con antecedente de cáncer cérvico-uterino. Personas inmunodeprimidas, como lo son pacientes (HIV / Virus de Inmunodeficiencia Humana positivos) o pacientes que recibieron  un transplante de órganos.

¿Qué síntomas provocan?

En general, no provocan síntomas específicos; A veces pueden ser causa de picazón, prurito, ardor en la zona genital que se presenten (vagina, pene, ano).

Las verrugas genitales generalmente aparecen como protuberancias duras que no provocan dolor en el área genital, vulva, vagina, pene o  ano e inclusive endoanales. Si no se tratan, pueden crecer y desarrollar una apariencia como de coliflor. Además, de las verrugas genitales, ciertos tipos de VPH pueden causar el cáncer cervical en la mujer,  y anal, en ambos sexos, en personas que practican sexo anal, sin protección (preservativo).

¿Cómo se transmiten?

Como todas as enfermedades de transmisión sexual o infecciones de transmisión sexual (ETS) se  transmite de una persona a otra durante una relación sexual (vaginal, oral, o anal) sin preservativo.

¿Cómo se diagnostican?

Inicialmente se pueden sospechar realizando una simple topicación sobre la verruga con acido tricloroacetico al 30%, con lo cual se tornan de un tinte blanco-grisáceo característico; El diagnostico de certeza es por biopsia y enviando el material para su estudio anatomopatológico.
El Pap anal permite la detección de  lesiones tempranas que pueden desarrollar un cáncer en el ano. Cumple los mismos principios que el papanicolau para detectar células cancerosas en el cuello uterino. Es un procedimiento muy sencillo, indoloro, que se realiza en forma ambulatoria, en consultorio de coloproctología, y permite mediante la toma de una muestra con un hisopo  en el conducto anal, ser analizada luego por un patólogo. En algunos casos puede ser necesario realizar una anoscopia magnificada de alta resolución, que también es indolora y ambulatoria, la cual será indicada por su proctólogo.

¿Cómo se tratan?
Las verrugas genitales causadas por HPV, también llamadas condilomas acuminados, son tratadas con medicamentos de uso externo, que se aplican directamente sobre las mismas; En los casos de mayor tamaño, se extirpan con cirugía.

Enfermedades de Transmisión Sexual. Sífilis

La sífilis o lúes es una enfermedad de transmisión sexual provocada por la bacteria Treponema pallidum.

¿Qué síntomas provoca?

Los primeros síntomas de la sífilis pueden no ser detectados debido a que son muy leves y desaparecen. Lo primero que aparece es una lesión llamada “chancro”. Es como una “llaga o pequeña ulcera” en el pene o en la vagina o alrededor de la vagina., como así también en el margen anal, cerca de la boca, ano o manos. Estas lesiones iniciales, pueden ser indoloras y desaparecer en forma espontánea. Si la sífilis no se trata, puede avanzar a etapas más severas, incluyendo una erupción o rash cutaneo,(manchas rosadas en distintos sectores de la piel), que corresponde a la llamada “roséola sifilítica”, que es un estadio secundario de la misma enfermedad, y mas tarde, eventualmente complicaciones del corazón y sistema nervioso central.

¿Cómo se transmite?

Como todas las enfermedades de transmisión sexual (ETS) se  transmite de una persona a otra durante una relación sexual (vaginal, oral, o anal) sin preservativo.

Afecta tanto a mujeres como a hombres de todos los estratos socioeconómicos y razas, y no hay una edad específica para contraerla. Es  más frecuente en los adolescentes y los adultos jóvenes, homosexuales y sexo promiscuo u oportunista.

El uso de preservativos reduce las probabilidades de contraer una infección siempre y cuando cubra las zonas lesionadas; si éstas están en un área no cubierta, el contagio es posible. La probabilidad de transmisión de la sífilis, como en el resto de enfermedades de transmisión sexual, es mayor si durante las relaciones sexuales se producen lesiones; esto convierte al sexo anal en el más riesgoso

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico puede realizarse a través del estudio de la secreción presente en el “chancro” o ulcera presente en vagina, pene, ano, mediante un examen de fondo oscuro, o mediante un análisis de sangre, llamado VDRL.

Dado que una sífilis no tratada en una mujer embarazada puede infectar y posiblemente provocar la muerte de su bebé, toda mujer embarazada debería hacerse un examen de sangre para la detección de la sífilis.
¿Cómo se trata?

La sífilis se trata en sus primeras fases con una sola inyección intramuscular de penicilina.
Dado que se dispone de un tratamiento eficaz, es importante que las personas se hagan pruebas de detección de la sífilis de manera constante si practican conductas sexuales de riesgo.
Las personas que reciben tratamiento contra la sífilis deben abstenerse de tener contacto sexual con parejas nuevas hasta que los chancros sifilíticos hayan desaparecido por completo.

Todas las parejas sexuales de los últimos 90 días de un paciente diagnosticado de sífilis deben considerarse posiblemente infectados, por lo que deben ser tratadas. .
Recuerde que SIEMPRE deben ser descartadas enfermedades más severas mediante un examen proctológico completo.

Enfermedades de Transmisión Sexual. Generalidades

¿Que son y cómo se contraen las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son aquellas que pueden transmitirse de una persona a otra durante una relación sexual (vaginal, oral, o anal).

Afectan tanto a mujeres como a hombres de todos los estratos socioeconómicos y razas, y no hay una edad específica para contraerlas.

Desde el inicio de la vida sexual, las personas pueden verse expuestas a estas infecciones.

La incidencia de las ETS está en aumento, en parte debido a que en las últimas décadas, las personas se inician en la actividad sexual más tempranamente y se casan más tardíamente. Como resultado, las personas sexualmente activas hoy en día tienen más probabilidad de tener muchas parejas sexuales durante sus vidas y por lo tanto tienen más riesgo de desarrollar enfermedades de transmisión sexual

La mayor parte de las veces, las ETS no causan síntomas, particularmente en las mujeres. Sin embargo, aún cuando no causan síntomas, una persona infectada puede transmitir la enfermedad a su pareja sexual.

Los problemas de salud causados por las ETS tienden a ser más severos y frecuentes en mujeres que en hombres, en parte debido a que la infección es asintomática en las mujeres y no acuden al médico hasta que ya han desarrollado complicaciones. Cuando se diagnostican y se tratan tempranamente, muchas de las ETS pueden ser curadas efectivamente. Las más frecuentes son la sífilis, gonorrea, clamidia, herpes simple, hepatitis B, HPV y VIH.

Otras ETS son la tricomoniasis, la vaginosis bacteriana y las infecciones por citomegalovirus.

Enfermedades de Transmisión Sexual. Gonorrea

La gonorrea o blenorragia es una enfermedad de transmisión sexual provocada por la Neisseria gonorrhoeae o gonococo. Tambien puede transmitirse de la madre al bebe durante el parto.  Los síntomas más importantes son una secreción sero-purulenta, amarillenta o verdosa por la vagina , pene, o ano, y dolor o ardor y dificultad al orinar.

La infección rectal es más común en hombres homosexuales o en mujeres que practican sexo anal y se manifiesta con secreción, picazón, dolor y sangrado, aunque en ocasiones puede ser asintomática.
El análisis de la muestra de las secreciones uretrales, vaginales, rectales u orales confirmará el diagnóstico.

Las complicaciones más serias y comunes de la gonorrea generalmente ocurren en las mujeres. Estas incluyen la enfermedad inflamatoria pélvica, embarazo ectópico e infertilidad.

Los enfermos con gonorrea tienen un riesgo aumentado de contraer o contagiar el HIV, virus que causa el SIDA. 
Una vez diagnosticada la gonorrea puede ser tratada efectivamente con antibióticos aplicados al paciente y  todos sus contactos sexuales. Lo importante es que se cura. Recuerde que SIEMPRE deben ser descartadas enfermedades más severas mediante un examen proctológico completo.

¿Cómo se previene? : Usando preservativo en todo tipo de  relaciones sexuales.

Incontinencia Fecal

 

  • ¿Qué es la incontinencia fecal?

De esta manera se denomina a la pérdida involuntaria de gases, materia fecal o la imposibilidad de diferir su evacuación, en el momento y lugar oportuno. Se estima que en la población general se presenta con una frecuencia del 1 al 7%, pero en ancianos alcanza al 25%

  • ¿Por qué ocurre la incontinencia fecal?

La continencia fecal es una función muy compleja regida por varios mecanismos, mencionamos al reservorio rectal y a la distensibilidad del mismo, a los esfínteres anales, a la sensorialidad anorrectal, y a la consistencia de la materia fecal y la fuerza propulsora del colon entre otros. La alteración de uno de los mecanismos or o la asociación éstos   pueden ser motivo de la incontinencia fecal

  • ¿Cómo se hace el diagnóstico?

La primera etapa del diagnóstico es básicamente clínico, y de esta forma nos permite objetivar los síntomas, la afección de la calidad de vida e incluso conocer en ciertas oportunidades la etiología de la incontinencia.  Contamos con métodos complementarios específicos para conocer bien el tipo incontinencia y ofrecer el tratamiento adecuado a cada paciente. Podemos mencionar: Manometría anal, que es un estudio funcional del ano, mientras que la  Ecografía anal, es un estudio que analiza la anatomía del ano y también la Resonancia Magnética Dinámica entre otros.

  • ¿Cómo es el tratamiento de la incontinencia fecal?

El enfoque  terapéutico  está dirigido a la causa y puede involucrar uno o varios aspectos.

El primer aspecto es educativo y cambios en  ciertas conductas del paciente, es decir aumentar la dieta astringente y modificar los hábitos alimenticios. En algunos casos el agregado de fibras tendrá como objetivo la formación de heces con mayor consistencia,  se evaluará también,  la necesidad de agregar medicamentos que favorezcan la constipación.

También están indicados los ejercicios de rehabilitación del piso de la pelvis como el biofeddback.

Otro aspecto son los tratamientos de electroestimulación como la Neuromodulación sacra que ha mostrado resultados alentadores y recientemente y en forma no invasiva se agrega como opción la neuroestimulación del Nervio Tibial Posterior, que también ha demostrado efectos favorables.

Para otros pacientes la cirugía ocupa un lugar significativo en el abanico de opciones terapéuticas. Mencionamos a la reparación de los esfínteres anales para aquellos casos en que están dañados.

Para lesiones aisladas del esfínter interno se utiliza las sustancias de relleno o abultamiento anal.

Y luego para casos más grave, los neoesfínteres ya sea con el músculo Gracilis o el esfínter artificial.

Líneas de investigación actuales con un futuro alentador son las células madres dado que podrían recuperar tanto el aspecto anatómico como el funcional.

En nuestro Servicio, los pacientes que consultan por  incontinencia fecal se manejan bajo algoritmo basado en bibliografía internacional y la experiencia del equipo.

Estimulación del Nervio Tibial Posterior

  • ¿Qué es la Neuroestimulación del Nervio Tibial Posterior?

Es una nueva opción de tratamiento para ciertos casos de incontinencia fecal

  • ¿En qué consiste?

Se  colocan  dos electrodos en el tobillo,  sobre el territorio del nervio tibial posterior (retromaleolar), los cuales se conectan a un electroestimulador periférico.

  • ¿Cómo se realiza?

Se realizan sesiones de  electro- estimulación con una  intensidad y frecuencia inmediatamente por debajo del umbral de contracción de los dedos del pie o por debajo del umbral de dolor.

  • ¿Cómo actúa?

Si bien el mecanismo intimo no se conoce fehacientemente,  se sabe que por vía retrógrada estimula el plexo sacro. Es decir desde el nervio tibial posterior la estimulación asciende por los nervios del miembro Inferior y llega a los propios nervios que inervan la región ano-genital

  • ¿Requiere internación?

No,  es un procedimiento totalmente ambulatorio.

  • ¿Qué complicaciones tiene?

No tiene ningún tipo de complicaciones

  • ¿Los resultados son favorables?

Nuestra serie de pacientes   tuvo resultados muy alentadores comparables a series internacionales.

  • ¿Se puede aplicar a todos los pacientes?

No, hay pacientes que no se benefician y hay que ofrecerles otra alternativa de tratamiento.

  • ¿Invalida otros tratamientos futuros?

No, se pueden realizar otros tratamientos a posterior de la estimulación del nervio tibial posterior.