Enfermedades de Transmisión Sexual. Herpes Ano-Genital

La infección por herpes es causada por el virus del herpes simplex (VHS). Este virus del herpes (VHS), causa infecciones herpéticas genitales y afecta a casi 60 millones de personas en los Estados Unidos.

¿Qué síntomas provoca?

Los síntomas principales de una infección por herpes son ampollas dolorosas en el área genital.

Estas pueden provocar una sensación de picazón en las piernas, nalgas o región genital (vaginal, anal o pene). Las ampollas del herpes generalmente desaparecen en 2 ó 3 semanas, pero el virus permanece en el cuerpo de por vida y las lesiones pueden reaparecer con el tiempo. Es por ello, que se deben diagnosticar y tratar a tiempo.

¿Cómo se transmite?

La mayoría de las personas se infecta a través de relaciones sexuales vaginales, orales o anales, sin usar protección o preservativo, con una persona que libera el virus aún sin saber que lo padece, ya que el contagio pudo haber ocurrido años antes.
Mas del 75% de los pacientes afectados no presentan síntomas.

¿Cómo se trata?
Algunos casos recurrentes o severos de herpes genital pueden ser tratados con drogas antivirales (Aciclovir, Famciclovir) que requieren prescripción médica. Estos medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas pero no a eliminar el virus de su organismo. Las mujeres que adquieren el herpes genital durante el embarazo pueden transmitir el virus a sus bebés.

Recuerde que SIEMPRE deben ser descartadas enfermedades más severas mediante un examen proctológico completo.

 

¿Cómo se previene?

La manera más eficaz de prevenir el contagio del VHS o de evitar otras enfermedades de transmisión sexual es la utilización de preservativos en todo tipo de relaciones sexuales.