Todas las entradas por mcsalomon

Estimulación del Nervio Tibial Posterior

  • ¿Qué es la Neuroestimulación del Nervio Tibial Posterior?

Es una nueva opción de tratamiento para ciertos casos de incontinencia fecal

  • ¿En qué consiste?

Se  colocan  dos electrodos en el tobillo,  sobre el territorio del nervio tibial posterior (retromaleolar), los cuales se conectan a un electroestimulador periférico.

  • ¿Cómo se realiza?

Se realizan sesiones de  electro- estimulación con una  intensidad y frecuencia inmediatamente por debajo del umbral de contracción de los dedos del pie o por debajo del umbral de dolor.

  • ¿Cómo actúa?

Si bien el mecanismo intimo no se conoce fehacientemente,  se sabe que por vía retrógrada estimula el plexo sacro. Es decir desde el nervio tibial posterior la estimulación asciende por los nervios del miembro Inferior y llega a los propios nervios que inervan la región ano-genital

  • ¿Requiere internación?

No,  es un procedimiento totalmente ambulatorio.

  • ¿Qué complicaciones tiene?

No tiene ningún tipo de complicaciones

  • ¿Los resultados son favorables?

Nuestra serie de pacientes   tuvo resultados muy alentadores comparables a series internacionales.

  • ¿Se puede aplicar a todos los pacientes?

No, hay pacientes que no se benefician y hay que ofrecerles otra alternativa de tratamiento.

  • ¿Invalida otros tratamientos futuros?

No, se pueden realizar otros tratamientos a posterior de la estimulación del nervio tibial posterior.

Constipación

Constipación.

▪   ¿Qué es la constipación?

▪   ¿Qué la causa?

▪   ¿Síntomas?

▪   ¿Cómo se diagnostica?

▪   ¿Cuáles son las consecuencias de ser constipado?

▪   ¿Cómo se trata?

 

¿Qué es la Constipación?

Muchas veces diferimos con nuestros pacientes en la traducción de sus síntomas y las definiciones científicas que los especialistas manejamos.

“Estoy constipado”, siento que no elimino todo lo que debo”, “debo hacer mucho esfuerzo” son algunas de las frases que habitualmente escuchamos en el consultorio. Pero, ¿cual define a esta dolencia? TODAS.

Definimos la constipación como la percepción de un síntoma: la dificultad en la evacuación de la materia fecal y/o una disminución en la frecuencia evacuatoria, la falta de satisfacción post-evacuatoria, la sensación de evacuación incompleta y el deseo evacuatorio improductivo (“quiero y no puedo”). No olvidemos la necesidad del uso de enemas, supositorios, laxantes y maniobras para lograr una evacuación satisfactoria.

Constituye uno de los motivos mas frecuentes de consulta en la especialidad, y en ocasiones uno de los mas desafiantes para resolver.

 

¿Qué la causa?

  1. La ingesta escasa de alimentos que contengan fibras o cambios en la dieta (contenido y horarios).
  2. La ingesta insuficiente de líquidos.
  3. Sedentarismo.
  4. Cambios ambientales.
  5. Embarazo.
  6. Diferir el acto defecatorio.
  7. Medicación psiquiátrica, analgésicos, diuréticos, calcio y hierro entre otros.
  8. Abuso de laxantes. En pacientes no constipados.
  9. Enfermedades congénitas (raras, diagnosticadas al nacimiento).
  10. Afecciones funcionales del colon y del recto.

Causas estructurales o mecánicas que obstruyan el colon o recto suelen ser agudas, y tienen que ser evaluadas con prontitud por un médico para su derivación pertinente.

Las enfermedades neurológicas (lesiones de médula, enfermedades degenerativas del Sistema Nervioso Central), enfermedades endócrinas y enfermedades del colágeno, pueden cursar también con constipación.

¿Cuales son los síntomas?

Lo primero que debemos preguntarnos es, si el paciente convivió con los síntomas durante toda su vida u obedecen a un cambio en la forma y ritmo habitual de evacuar.

El tiempo de persistencia de la constipación, o síntomas asociados a la misma (sangrado, moco) son también síntomas frecuentes de nuestros pacientes.

Una vez identificado los pacientes con constipación, procederemos a realizar estudios específicos para confirmar nuestro diagnóstico y orientar el tratamiento adecuado.

 

¿Cómo se diagnostica?

Como en toda práctica médica, el interrogatorio del paciente, sus antecedentes y síntomas forma parte fundamental del diagnóstico.

Es de buena práctica descartar causas estructurales del colon o recto, mediante el examen proctológico anal y rectal. La colonoscopía forma parte de nuestro arsenal para descartar causas anatómicas del intestino grueso y realizar una evaluación del interior del intestino (presencia de pólipos, cáncer o divertículos). De no ser posible realizar esta práctica, el colon por enema o la colonoscopía virtual aportan datos validos acerca de la estructura del colon o recto.

Otros exámenes disponibles son los estudios funcionales, como el tránsito colónico (consta de la ingesta de diminutos anillos plásticos inertes que pueden ser visualizados mediante simples radiografías del abdomen secuenciales), y la resonancia dinámica de pelvis.

Otros estudios disponibles son la ecografía endoanal y endorrectal, y la manometría anorrectal que evalúa la fisiología de los mecanismos de la evacuación.

En aquellos casos en que no se logra dilucidar una causa para la constipación, se considera a la misma como idiopática.

 

¿Cuáles son las consecuencias de ser constipado?

Una vez que se ha descartado que no está asociada a una obstrucción del intestino grueso, podemos enfocarnos en otras causas de constipación y sus posibles consecuencias:

El esfuerzo evacuatorio, el pasaje de heces duras y diferir el acto evacuatorio pueden predisponer otras condiciones como:

  1. Hemorroides
  2. Fisura anal
  3. Impactación fecal

Una vez encaminado el tratamiento para la constipación según su causa, los síntomas generados por las hemorroides, las fisuras de ano y la impactación fecal mejorarán, y en algunos casos desaparecerán.

¿Cómo se trata?

El éxito del tratamiento depende de un diagnóstico preciso.

En la mayoría de los pacientes constipados, un cambio de hábitos (tiempo para acto evacuatorio), el agregado de una dieta con abundante cantidad de fibras y líquidos asociado a ejercicio físico son parte primordial de un tratamiento exitoso.

La sumatoria de fibras suplementarias, los laxantes, supositorios o enemas deben ser cuidadosamente instaurados por un profesional en casos que tengan indicación médica.

La reeducación mediante el biofeedback será indicada en aquellos pacientes con alteraciones funcionales de la musculatura del piso pelviano.

De todos los pacientes constipados, reservamos el tratamiento quirúrgico para aquellos pacientes cuya mejoría no se logra con el tratamiento médico, o que tienen diagnóstico de alguna alteración estructural que dificulta su evacuación normal.